Viajes

Los pueblos costeros más románticos del norte de Italia

El norte de la ladera de los Alpes ofrece lagos de origen glaciar rodeados de pueblitos que parecen brotar de las montañas y, a lo lejos, el paisaje se corona con picos nevados. Precisamente esa cercanía con los Alpes, contemplar esas  imponentes cumbres blancas, es la que produce una mágica sensación al bañarse en aguas que nos recuerdan al mar.

 

Con una extensión de 360 km², el Lago di Garda es el lago italiano de mayor tamaño y el más visitado del país. De todas las pintorescas villas que lo rodean, Sirmione es la más seductora y afamada. Su ubicación es uno de los factores que la distinguen del resto: se encuentra en el extremo de una larga y angosta península que se adentra en el lago, incluso el casco antiguo está unido a la península a través de dos puentes. Otros de sus singulares atractivos son el castillo Rocca Scaligera, una fortificación medieval rodeada de agua que data del siglo XII, y las Grotte di Catullo, unas antiguas ruinas del imperio romano. Al norte del Garda, el paisaje se corona de acantilados rocosos y majestuosas montañas.

Tanto por sus increíbles paisajes como por sus resorts de lujo, el Lago di Como se ha convertido en un destino obligado para los viajeros románticos. Ubicada en el vértice que une las dos bifurcaciones del lago, Bellagio es una ciudad pueblo señorial de atmósfera novelesca: casas con fachadas coloreadas en una paleta pastel, balcones con rejas labradas y callecitas empinadas repletas de flores. La ciudad ofrece una amplia propuesta gastronómica y está repleta de restaurantes con terrazas con vistas panorámicas al lago. Del otro lado del Como, enfrentando a Bellagio, se encuentra la aldea vecina de Varenna con sus playitas pedregosas, sus interminables escalinatas que trepan la montaña y villas con jardines verticales que parecen sacadas de una maqueta.  Hay barcos que ofrecen paseos  en los que se logran ver las mejores vistas de la costa y trasbordadores que unen a las principales ciudades del lago como opciones para descubrir la zona.

A poca distancia del Lago di Como está el Lago Maggiore, que con una longitud de 65 km es el más largo de Italia, su extremo norte se encuentra en Suiza. Stresa es una de las principales localidades del lago y ofrece una de las vistas más evocadoras de la zona desde las terrazas del Grand Hotel des Borromées. Frente a Stresa, las Islas Borromeas coronan el paisaje; las dos primeras son propiedad de la familia Borromeo: la Isola Bella, con su palacio que parece haber sido diseñado para extasiar a sus visitantes; la Isola Madre, con sus hermosos jardines de estilo inglés y la Isola dei Pescatori, la única habitada y popular entre los pescadores. A ella hay que acercarse para conocer sus bonitos rincones y pasear por el mercado. Ideal para viajar de a dos.

Más información:

www.lagodigarda.it

online casino deutschland auszahlung

free casino slot games with bonus rounds